Hola! ¿Está Marta?

¡Jajaja tía! Esta es una de las mejores bromas telefónicas que he oído. La cosa consistía en que el locutor tenía que llamar a una tal Marta que trabajaba en el Carreflus y en vez de eso le tocó un compañero de curro que la armó muchichísimo.



Yo quiero hacer lo que hace esta golfa en el curro. Ahora entiendo por qué tardan tanto en atenderte en el atención del cliente las muy cabronas. ¿Qué impreso hay que llenar para que una de esas maricas super morbosas a la par que antipáticas te tratan como basura y te la coman en el cuarto de interrogatorios que tienen por si robas? Uff me lo acabo de imaginar y acabo de ponerme cachonda.

Lindsay Lohan y su fachada nueva

¡Oh no tías! ¿Qué polla le ha pasado a nuestra Lindsay? ¿Qué te ha pasado en la cara, cari? De esta guisa se nos personó (sobria, no pienses mal zorra) nuestra querida amiga en la presentación de la colección primavera-verano (del año que viene, ofcourse, esto no es el Berhka) de la firma francesa Emmanuel Ungaro (ni puta idea que marca es, a mi la ropa me la compran mis chulos para pagarme mis servicios, para que no digan que soy una puta que una tienen una dignidad)

O se ha metido un tortazo en todos los morros al caerse contra la acera en una de sus juergas con la Spears o nuestra protagonista de Tú a Londres y yo a California se ha metido más colágeno que Melanie Griffit, Yola Berrocal y Esther Cañadas juntas caris. ¡Que asco baby! ¡Si ni a mi se me quedan así los morros después de no parar de golpearme vergas en la boca! ¿Y qué me dices de esos pómulos? Tiene más pómulos que la Sirenita de Disney tías.

Con esta mujer yo tengo unos sentimientos encontrados más profundos que un ano después de una sesión de fisting grupal. Al principio he de reconocer que me caía tirando que pa mal la tía esta . En realidad lo que tenía era una enorme envidia de pene por la cantidad de machos y fiestas que se pillaba la muy cabrona. ¡Yo quiero guarra! Estoy perdiendo mi fuelle, voy a terminar hecha una reinona aburrida. Es lo que tenemos las maricas, pa celosas y criticonas de las demás somos lo más churris. Ahora, todo cambió después de este anuncio tan diviiiiiiiino del que ya hablé hace un tiempo:



Me autocito (que no es lo mismo que me pajeao): "Ella en plan sin pollas en la boca, con el pelo a lo Lady Gaga (que es en las peluquerías de ahora lo que era el corte de pelo de Meg Ryan o Rachel en los 90), la ropita toda molona con esas botas de cowboy de plástico de marca, la musica toda electrónica retro de los 80 y ese look de anuncio japo super ideal. Y todo lleno de rosa, purpurina y todos pastel." Esa era GayLo hablando por su culo hace seis meses. ¿Qué marica yo no? Ainsm pues sí. Pues sigo opinando igual. Este anuncio es super divino y aunque no lo creas Fornarina existe y no es nada choni. Es lo más. Cuando vi los trapitos en una tienda empecé a gritar y saltar como una marica prepuber lectora de la Loka! Así que toma nota: lo que anuncie Lindsay es Dios y su coño va a misa mi polla a él si hace falta. El día que Pepsi la contrate como la nueva Brit para sus campañas llenas de FX todo muy 1995 y referencias para maricas, bollos y depravados en general dejaremos la CocaCola tías y le rendiremos culto.

Por cierto todo lo dicho anteriormente es rebatible en caso de que le termine comiendo la polla a Diego Martín. Pero como eso es tan improbable como que Nuria Roca gane el premio TP a mejor presentadora no tengo de que preocuparme nenas. Mi ano está tranquilo (y lleno de orgullo y satisfacción) ;)

Seguidores

¡Suscríbete a GayLo!

¿Cón qué frecuencia te la cascas?

Mándame un mensaje cari


Mi música